24 mar. 2010

Para pensar un poquito más allá de lo cool de iPad

Quiero uno. Lo he repetido hasta el cansancio y lo sostengo. El iPad se lanzará el 3 de abril en Estados Unidos y si bien Apple intenta no definirla como una computadora, su costo será muy similar al de una buena notebook: desde 530 dólares en adelante.



Pero aunque muero por tener uno, también está claro que el nuevo aparatito de Steve Jobes será una pequeña maravilla con pantalla de 10 pulgadas y un gran problemas para quienes -como yo- se han acostumbrado al valor intrínseco que ha tenido Internet desde sus comienzos: free will. Yo elijo. Con el iPad, como con el iPhone, puedo elegir...pero entre las opciones que Apple me da en su Apple Store. No está mal, es un formato super efectivo, rápido y claramente seguro. Sin embargo, no me permite elegir cualquier aplicación o herramienta que se me cruce por la cabeza, buena, mala o más o menos. Después de todo, casi siempre en Internet se trata de prueba-error. Probás, te gusta, te lo quedás. Probás, no te gusta, lo borrás de tu disco duro.

También hay contras en ese sistema de libre albedrío que fue inherente a la red desde su creación: bajás y te arriesgás a virus, malware y algunas otras porquerías. Yo, me arriesgo y en general, siempre aprendo y gano.

El artículo publicado ayer por la revista Wired -"How the tablet will change the world"- analiza los posibles cambios que generará la salida al mercado de este nuevo aparato, pero sobre todo profundiza en cómo cambiará la experiencia del usuario con las computadoras. De hecho, es posible -dice el periodista- que la notebook que tenés en tu casa termine convirtiéndose en una "estación de descarga" de tu iPad. O de cualquier otra "tableta" de las que ya están desarrollando Google y Microsoft. En el caso de esta primera empresa, con el desarrollo de su sistema Chrome OS se han ubicado casi que en la vereda de enfrente a la de Apple . En vez de constreñirte a una tienda virtual en la que podés comprar aplicaciones, te ofrecen la "nube" de las computadoras para que allí utilices servicios de todo tipo: desde un procesador de textos hasta ...vaya a saber qué más. Y te olvidás además del sistema operativo. Este video lo explica mejor que yo, claro.



Microsoft mira de reojo para los dos lados y está preparando para lanzar a fin de año el Proyecto Natal, un sistema para su Xbox de "motion tracking" (rastrea el movimiento?).



Cambios, cambios, cambios. Me encantan y veremos cuál se queda con el podio; espero que todos terminen beneficiándonos a los simples mortales no codificados, que disfrutamos de los desarrollos de otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores