27 abr. 2010

Noticias en pequeños formatos: ¿estamos preparados para el periodismo móvil?

La infografía que publicó en estos días Flowtown, me viene bien para centrarme en uno sólo de los aspectos que incluye, tal vez el menor si de cifras se trata. Este gráfico utiliza algunos de los datos que surgen del informe Estado de los Medios 2010, para definir el perfil del consumidor de medios, noticias e información en Estados Unidos. Entre esos números, hay uno en el que ahora me interesa centrarme: 26% de quienes consumen noticias lo hacen desde sus celulares.


































Para ver las imágenes en mayor tamaño, cliquear sobre ellas.
El porcentaje puede parecer ínfimo, pero si lo comparamos con otras formas de leer, mirar o escuchar noticias e información -incluso mucho más arraigadas que los celulares- no lo es tanto; es cierto, el 78% mira noticias en la tele, pero en el otro extremo sólo el 17% de los estadounidenses declara leer noticias en un diario de alcance nacional, como el New York Times, USA Today o Washington Post, por ejemplo.
Vuelvo al 26%. Los celulares ofrecen un formato o medio de transmisión que se hace cada vez más popular. Se estima que en el mundo hay 4.600 millones de celulares. De ellos, un porcentaje todavía pequeño son smartphones, esos aparatitos que te permite acceder a Internet casi con la misma facilidad que desde una PC, notebook o netbook.

4.600.000.000 celulares en todo el mundo

En Uruguay, como casi siempre que hablamos de números concretos, nos quedamos con la duda. Según datos publicados por El País digital, en 2009 las empresas de telefonía móvil vendieron un 17 % más que el año anterior, lo que hace que ahora comiencen a enfocarse en Internet para seguir creciendo. En total, a fines de 2009 los uruguayos teníamos 4.112.000 servicios de telefonía celular activos (incluyendo los servicios de Internet móvil (datos de la URSEC).

4.112.000 millones de celulares en Uruguay

En Estados Unidos, mientras tanto, las últimas previsiones (ver reporte de Nielsen) indican que los smartphones sobrepasarán al resto de los celulares en 2011. En 2008 sólo el 14 % de los dueños de celulares tenían alguno de estos aparatitos inteligentes. En 2009 este porcentaje ya era de 21%.
En Uruguay, según las mismas cifras citadas antes, los servicios de banda ancha por telefonía fija aumentaron en 6.000 nuevos clientes, para llegar a un total de 317.000 usuarios a fines de 2009. No todo ellos, claro está, hacen uso de smarthpones, que son los formatos más cómodos para leer, mirar y escuchar medios por celular.

A fines de 2009, Mary Meeker de Morgan Stanley  (considerada la "pope" en temas de web), advirtió en su análisis dos tendencias fundamentales que afectarán a los consumidores en los próximos años. Una de ellas es el potencial comercial de la web, que incluye la red móvil y social. En pocas palabras, Meeker sostiene que estamos en medio del quinto ciclo tecnológico de los últimos 50 años.


Estamos en la era de Internet móvil y esta es su predicción al respecto: “El rápido crecimiento de Internet móvil será un boom para los consumidores; algunas compañías ganarán en GRANDE (potencialmente muy grande), mientras que otras se preguntarán QUE fue lo que pasó?”

Y así llego finalmente al tema en cuestión (es cierto, me puse larguera, disculpas): ¿en qué grupo incluimos a las empresas de medios de comunicación de Uruguay? Por ahora, salvo escasas excepciones, en el segundo. La mayoría de los sitios web de nuestros medios no están en estado óptimo para enfrentar el futuro -ni siquiera el presente- en materia de contenidos móviles. En el último año algunos medios -pero no la mayoría, lamentablemente- han adaptado sus sitios para que puedan ser mejor visualizados en los celulares. Incluso El Observador (y me corregirán si hay alguno más que estoy olvidando) ya tiene una aplicación para el iPhone. Sin embargo, cuando se navegan los sitios desde un smartphone es claro que los contenidos periodísticos no son adaptados y muchos menos pensados para ser consumidos en pequeñas pantallas.

Claramente la telefonía móvil no es hoy una entrada fundamental de ingresos para los medios, pero ¿no llegará a serlo en un futuro cercano? Y, en todo caso, ¿cómo llegará a serlo si no nos preparamos adecuadamente para que los contenidos, navegación y demás utilidades de estos sitios móviles sean lo suficientemente atractivos para atraer primero a la audiencia, y luego al dinero?

Es cierto acá hay pocos smartphones. Pero también es cierto que la tecnología 3G ya está disponible para el 20% de los usuarios de celulares de todo el mundo (según cifras de Morgan Stanley, de nuevo). La penetración del 3G todavía es pequeña en Latinoamérica: 7%.

La pregunta vale para lo móvil y para cualquier otro producto o empresa que necesite administrarse en Internet: ¿esperamos a que crezca y nos subimos a la ola? ¿nos adelantamos a ella y cuando llegue, bien preparados, nos disponemos a surfearla?

Actualización (jueves 29 de abril). El Ing Michael Hobbins hizo una anotación que es más que acertada en lo que tiene que ver con las cifras de celulares en Uruguay. Me aclara que cuando se mencionan cuatro millones y pico de celulares, deberían calificarse más bien como líneas activas, y no como aparatos físicos. No es una diferencia sútil. Una empresa puede, por ejemplo, vender una línea y regalar otra. Si luego se usa o no, es otra historia. De hecho esta es una práctica comercial nada infrecuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores