12 ago. 2010

Navegadores y extensiones: puesta a punto

La guerra de los navegadores parece haberse reeditado, luego de más de una década de reinado monárquico del Internet Explorer (IE), en sus diversas versiones. Con la llegada de Mozilla Firefox en su versión 1, en noviembre de 2004, el mercado de los navegadores comenzó a ponerse interesante nuevamente. Con lentitud pero con seguridad, Firefox logró aumentar su cuota de usuarios y comenzó a darle batalla al IE.

Pero pasarían cuatro años más para que la guerrilla se transformara en guerra un poco más encarnizada; en 2008 se lanzó Chrome, el primer navegador desarrollado por Google. Con una interfase basada en el minimalismo que caracteriza a esta compañía, Chrome comenzó a construir su audiencia en base a algunas de sus ventajas, encabezadas todas por la velocidad.

Todas estas novedades -más la presencia de otros navegadores como el Safari de Mac- destronaron al IE como soberano casi absoluto. Ahora es un gobernante cuyo poderío sigue siendo mayoritario pero que ve amenazado el reino por los países vecinos que intentan conquistarlo. La batalla continua pero ha avanzad, si se considera que en 2004 IE había superado el 90% de usuarios que lo usaban en sus computadores. En junio de 2010, el panorama es bastante diferente.


Este artículo de Wikipedia da un panorama bastante completo de la evolución de uso de los navegadores, según distintas medidoras.

Chrome tiene ventajas, muchas, y algunas desventajas. Para analizar las ventajas lo mejor es usarlo (igual que Mozilla), pero también pueden leer sobre ellas en la página oficial de Google Chrome. O mirar alguno de los videos que hizo Google para publicitar el nuevo navegador, como el de la prueba de la velocidad.



Entre las desventajas que mantiene esta versión está el hecho de que suele "reventar" cuando o se abren demasiadas ventanas o se usa alguna página muy pesada en Flash. Tampoco es infrecuente que se cuelgue con Cooliris. Otro de los problemas que le encuentro es que no permite seleccionar todo el texto de un sitio web y que no permite sincronizar las extensiones para que puedan ser usadas en múltiples computadoras con una sola cuenta de Google. Este último problema sería solucionado en la próxima versión de Chrome, la 6, de la que ya se está hablando bastante, así como de la nueva de IE9. De hecho, Microsoft ya lanzó varios videos en los que asegura que su nuevo IE superará a cualquier otro navegador en velocidad y resolución, entre otras cosas.



Pero entre las grandes ventajas de Chrome están las extensiones que hoy vimos en clase (esas y muchas más), a las que se pueden acceder desde el menú Herramientas del Chrome o en el sitio web de extensiones. Estas son las que yo uso


Sigan leyendo que les digo cuáles son.


En esta captura de pantalla de mi Chrome pueden ver las que uso frecuentemente. Probé muchas y elimine unas cuantas, pero éstas me sirven para las tareas que tengo que hacer todos los días. De izquierda a derecha:

  • Amazon Wish List. Parece tonta pero ahorra tiempo. Cada vez que veo algún libro o producto que me interesa en cualquier sitio web, lo marco para que quede automáticamente en mi lista de "deseos" de Amazon. 
  • SEO Site Tools. Muy bueno para obtener datos de uso y programación de sitios web.
  • Picnik extension for Chrome. Si no usaron este servicio online, es hora de probarlo. Muy útil a la hora de modificar y editar de forma sencilla imágenes, sobre todo cuando en la compu no tenés Photoshop. No tiene el nivel de profesionalismo de éste, pero sirve para un montón de funciones básicas.
  • Visual bookmarks. Permite buscar entre el lío de favoritos que tengo, con palabras clave.
  • Diigo web highlighter. Algo así como un resaltador virtual para subrayar textos en la web; también permite "pegar" notas. Hay que registrarse previamente en el Diigo.

En la imagen hay varios más, pero les resumo dos que también valen la pena:

Impresionante captura de pantalla (así se llama...). Hace eso: captura pantallas o todo el sitio web. Tiene algunas herramienta de edición (por ejemplo, cortar). Y funciona a las mil maravillas.
Feedly. Recién lo estrene y creo que me lo quedo. Es sobre todo para quienes usan Google Reader y Twitter, porque les permite juntar ambos feed en algo así como un portal de noticias a medida, en base a las fuentes y personas que seguís.

Al final todo este cuento es para entusiasmarlos a que, si aún no lo han hecho, prueben otros navegadores más allá del IE. Cualquier, alguno, todos. Cada uno encontrará el ideal para sus necesidades y gustos y cada uno o customizará con extensiones o plug ins tal como mejor le convenga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores