5 oct. 2009

Historias con un centro claro

Las historias se cuentan en todos los medios y en todos los formatos. Las tecnologías pueden ayudar a que ciertas historias lleguen a ciertas personas, pero sólo la calidad y la forma en qué contamos esas historias nos aseguran que SIEMPRE lleguen.

La mamá que inventa una historia en las noches para contarle a su hijo antes de dormir tiene claro cuáles son sus objetivos: narrar un cuento ni muy largo ni muy corto (lo suficiente para ayudar al niño a conciliar el sueño) y, utilizar palabras y conceptos adecuados a la edad de su hijo para que lo entienda.

Lo mismo sucede -o debería suceder- con los comunicadores. La realidad nos demuestra, sin embargo, que buena parte de los intentos de historia que escuchamos y vemos, no tienen claro lo único que deberían tener claro: ¿qué quiero contar?

Scott Simon es una de las voces más conocidas de la radio pública de Estados Unidos (NPR) y en este video comparte sus consejos para contar historias efectivas, es decir, historias que sean atendidas. El video es parte del canal que estableció You Tube hace pocos meses, Reporter's Center, en el que diversos profesionales de los medios acercan sus puntos de vista. Vale la pena explorarlo.






Resumen de consejos

1. Una historia tiene que tener un centro, una razón o pretexto.

2. Ofrezcan detalles vividos en la narración.

3. El comienzo debe ser lo suficientemente interesante como para atraer y mantener la atención de la audiencia.

4. Cuenten las historias en segmento cortos, en los que puedan hablar sin tener que respirar.

5. Usen un estilo conversacional

6. Experimenten con nuevas tecnologías para contar historias.

7. Diviértanse Si ustedes disfrutan cuando hacen un descubrimiento de algo particular en una historia, luego podrán trasladarle este sentimiento a su audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores